Objetivos principales

Lograr la motivación en el trabajo de todos los trabajadores.

Refuerzo de la coordinación y seguimiento del servicio.

Mejorar la interlocución con el cliente mediante un único gestor.

Garantizar la calidad del servicio mediante encuestas a clientes.

Agilidad en la toma de decisiones y resolución inmediata de incidencias.

Primar la relación a largo plazo con el cliente.

Especialización sectorial continua de cada una de las actividades.

Formación específica de la actividad/servicio en todos los niveles.